¡Bienvenido!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¡Últimos temas!
Últimos temas
» Rol Pirata: Season 2
por susie Dom Jun 18, 2017 11:15 am

» Confesiones
por Guamo Miér Oct 12, 2016 8:38 am

» Especial Escuela (Rol Pirata)
por Akane Dom Sep 25, 2016 12:29 am

» Shooting Star
por Haku-Shinigami Sáb Jul 16, 2016 7:48 am

» Antes del fin del mundo... Rol?
por Akane Sáb Jul 02, 2016 12:26 am

¡Facebook!
Facebook Vision Anime
¡En línea!
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Sáb Oct 29, 2016 5:22 am.

Rol Pirata: Season 2

Página 12 de 21. Precedente  1 ... 7 ... 11, 12, 13 ... 16 ... 21  Siguiente

Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por Akane el Sáb Jul 18, 2015 1:54 am

El hombre frunció el ceño tan pronto escucho la respuesta de Shun, tomandose a mal el comentario sarcástico del pelirrojo. Apartó las manos del agua para cruzarse de brazos, manteniendo el equilibrio en la posición en la que estaba.
- Bueno, Shun, si sonaste maleducado – exclamó, sorprendentemente sin soltar ningún bufido – Si Haniah ya esta por terminar y tu no estas haciendo nada, me parece que deberían irse pronto si alguien más quiere bañarse.
Tras esas palabras, apartó la mirada nuevamente hacia el río, todavía acomodando las piedras unas sobre otras, investigando cómo podía hacer una cascada lo suficientemente grande. Aunque si le salía pequeña, debería poder conformarse con eso por el momento. Pero cuando se inclinó un poco más para poder agarrar una roca del fondo, un pequeño pez paso a toda velocidad junto a su mano, rozándolo levemente.
Matt gritó del asco, alejándose de inmediato del río y el conjunto de piedras que había armado. En ese instante, se había olvidado completamente de los dos hermanos pelirrojos.
- ¡Si creen que voy a tocar ese pescado, están muy equivocados! – pensó en voz alta, lleno de repugnancia.
Se colgó el bolso al hombro con la mano que no había sido rozada por el pescado, y se apresuró a abandonar el río para ir al campamento lo más rápido posible. No le importaba lo que sea que le dijeran cuando agarrará uno de los contenedores, él no iba a lavarse las manos en un río lleno de peces. ¡La cantidad de bacterías que esos bichos tenían!  

________

Ninguno de los dos había esperado aquella respuesta, por un momento creyeron que iba a reaccionar de la misma manera que los otros cada vez que se nombraba aquella extraña fiesta. Sin embargo, a pesar de que ambos tuvieron la misma reacción en un inicio, lo siguiente paso de ser igual a ser opuesto.
La sonrisa de Kaoru era brillante, la felicidad que sentía en esos instantes era indescriptible. Se dejó llevar por su primer impulso, abrazandola con fuerza para comenzar a saltar. Mientras que su gato se encontraba quieto de la estupefacción sobre la cabeza del albino, incluso aterrado por lo que podía llegar a pasar si aquella fiesta se hacía. Si a Midori le había agradado la idea, solo era cuestión de tiempo que el resto también aceptará…
Aunque, lo que Kyo estaba ignorando, es que la locura en ellos dos era bastante única. Pero también estaba el hecho de que, ahora que se había armado el dúo, podían empezar a convencer de a poco al resto sobre la fiesta…
- ¡Midori, ¿dónde estuviste todo este tiempo?! – exclamó Kaoru todavía radiante de felicidad - ¡Solo por ti, habrá un montón de galletas de distintos sabores!

A pesar que Ayami se había interrumpido a sí misma ante la llegada de la peliazul, sin terminar la frase, la pelirrosa había podido completar ella sola lo que la mujer iba a decir. Recordaba la tormenta, y todos los problemas que habían tenido para mantener el barco a flote, incluso lo que había sucedido con Jacob, con el cuál se preguntaba internamente si se encontraba cerca del campamento en ese momento.
No le sorprendía saber que la tormenta había sido parte de la culpable de que Ayami se distanciará de ellos.
Alzó la mirada hacia Jade, esbozando una sonrisa por su actitud.
- ¡Claro que puedes! ¡Eres más que bienvenida! – exclamó antes de bajar la voz e inclinarse un poco hacia ella – Pero no puedes decirle a nadie, ¿entendido? – bromeó.
Aunque su atención fue a detenerse en Luka y Lia por un momento, sin entender demasiado bien lo que estaban haciendo pero despreocupandose nuevamente cuando notó que su hija estaba divirtiéndose.
Lia reía a gusto, y, en cuanto el rubio se inclinó para que ella pudiera ver varios palos amontonados, se sostuvó mejor de él para no caer, mirando y analizando las ramas encontradas. Hizo una mueca, ladiendo un poco la cabeza.
- ¡No, no sirven! – exclamó -  ¡Esos palos son malignos!

_______

Benedetto creía saber a qué familia de nobles se refería el joven. Sin embargo, lo que el posadero sabía de ellos era lo mismo que cualquier otra persona en el pueblo, incluso le habían llegado a sus oídos la cantidad de rumores que había alrededor de ellos. El hombre no sabía a qué creer de todo eso, en un momento se había formado su propia teoría al respecto y lo había dejado pasar como varios que él conocía. Pero ahora que tenía a uno de los mayordomos de esa familia frente a sus ojos, la sorpresa era inevitable e incluso que la vieja teoría volviera su mente.
- ¡No me diga que lo echaron por la muerte del heredero! – exclamó, olvidándose de la receta por el momento.


avatar
Akane
Admin

Mensajes : 15977
Fecha de inscripción : 01/03/2011
Edad : 21
Localización : En otro universo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por susie el Sáb Jul 18, 2015 2:42 am

Para responder a la pregunta de Zeink, Shisui solamente agitó una mano en el aire y paró de silbar brevemente.
—Simplemente…, se veía venir —el albino no miró al capitán y, en cambio, alzó un pescado frente a él—. Quien sea que haya limpiado esto, hizo un excelente trabajo —felicitó.
Blue, todavía parado sobre su hombro, se inclinó hacia adelante, queriendo notar también él lo que su dueño había observado.
Shisui giró la cabeza al sentir el movimiento del ave y, malinterpretando las intenciones del guacamayo, dijo:
—Blue, te he dicho que esperes unos minutos y entonces te daré de comer, ¿de acuerdo? El pescado ni siquiera te gusta…

Mientras tanto, la sonrisa en el rostro de Jade aumentó al ver a los tres aceptar inmediatamente que se uniera a la conversación que mantenían.
La mujer soltó una exclamación con notable alegría antes de rodearlos y sentarse justo frente a Ayami.
Moviéndose hacia adelante para poder escucharlos mejor, la peliazul preguntó:
—¿Y de qué están hablando? ¿Cuál es el tema, amigos míos?
Max, quien miró a Jade sin poder evitar alegrarse por saber que ella agregaría una pizca divertida a la conversación, se inclinó hacia su dirección.
—Ayami nos estaba contando sobre la manera en que… —se detuvo a mitad de la oración cuando cayó en cuenta de algo que le hizo cerrar la boca y voltear hacia las otras dos mujeres a su lado—, esperen, ¿esto va a ser un secreto entre nosotros?

Por otra parte, Joda, tras haberse alejado de su emocionada compañera, se acercó a la gitana y al albino.
Deteniéndose exactamente frente a ellos, miró hacia arriba con curiosidad.
Si ambos se encontraban tan contentos sólo podía haber una explicación…
La cara del castor se iluminó inmediatamente.
¿Midori realmente había aceptado?

:::::

Cuando Shun escuchó la respuesta de Matt, tuvo que quedarse callado por un breve momento mientras buscaba en su cabeza las palabras adecuadas para conseguir que el hombre se marchara pronto.
El pelirrojo lo miró seguir acomodando piedras mientras se llevaba una mano a la cabeza y volteaba por un instante hacia su hermana.
—Escucha Matt… —comenzó a decir pero se calló tan pronto como volvió a escuchar al ojiazul hablar.
Shun vio al asqueado hombre alejarse con rapidez y sólo pudo limitarse a dedicarle una mirada extrañada.
—¿Pero qué…? —murmuró, mas negó al instante, regresando su vista hacia el río y después hacia su hermana—… Haniah, Matt se marchó—exclamó en voz alta, esperando que lo poco que había logrado avanzar con la mujer hace unos minutos no se hubiese perdido debido a la llegada del morocho—, ¿puedes regresar aquí?
avatar
susie

Mensajes : 16429
Fecha de inscripción : 01/03/2011
Edad : 21
Localización : México

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por Ayashi el Sáb Jul 18, 2015 7:43 pm

Midori le devolvió el abrazo a Kaoru con la misma intensidad. Saltando de alegría junto con él, la peliverde le sonreía sin parar, asintiendo a la mención de las galletas.
-¡Me gustan las galletas! –respondió -. ¿Puedo llevar un pastel también? ¡Es la receta de la abuela! –entonces notó al castor acercarse a ellos, por lo  que logró zafar un brazo del fuerte agarre del albino para saludar al animal -. ¡Joda, adivina! ¡¡Habrá fiesta de desnudos!!

Por su parte, las cejas de Ayami se arquearon levemente cuando Jade se sentó justo en frente de ella. Sintiéndose repentinamente atrapada entre los tres, se removió un poco en su lugar, sin prestar verdadera atención al intercambio entre Max y Jade hasta que sintió la mirada del primero sobre ella una vez más.
Volteó a verlo por un segundo, luego a Jade y nuevamente a él, parpadeando un par de veces hasta que finalmente su cerebro pareció salir de su distracción, entiendo la pregunta. Negó, inclinándose un poco hacia atrás, apoyándose de sus manos.
-No veo porque tiene que ser un secreto. Es decir –intento explicar, con la esperanza de desviar un poco el interés en la conversación y que esta se moviera a temas menos incomodos-, no es la gran cosa –terminó de hablar justo cuando Luka pasaba corriendo detrás de Jade, Lia aun sentada sobre sus hombros.
El rubio, siguiendo aún con su improvisado juego con la pequeña, se había alejado de los “palos malignos” y comenzado a correr por el resto del campamento en busca de otras cosas. No presto atención a Max, Jade, Ayami e Isabel cuando paso por su lado, siguiendo de largo y metiéndose entre otros arbustos.
-¿Qué tal esos? –señaló debajo de un árbol, deteniéndose para que la pequeña los visualizase mejor.

Zeink miró a Blue y Shisui por un momento, esperando a que el albino comentase algo más, antes de encogerse de hombros y continuar con su labor. Akamaru, por su lado, se había acercado al pescado que Shisui estaba preparando, olfateándolo un poco antes de alejarse, soltando un ladrido extraño.
-¡Huele asqueroso! –dijo.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Los ojos de Loz se abrieron con sorpresa en un primer momento, no esperando que las historias de la familia con quien solía trabajar hubiesen llegado tan lejos en el continente.  Tuvo que tomarse un par de segundos para recomponerse antes de poder responder.
-En verdad, mi partida no tiene nada que ver con ese hecho en particular –dijo. Extendió el brazo para tomar una botella de agua que estaba junto a Benedetto, abriéndola con fingida calma mientras su mente viajaba muy lejos de allí, recordando aquel acontecimiento muy bien. Con expresión melancólica, tomó un poco de agua antes de añadir -. Yo partí muchos meses después de eso…
avatar
Ayashi

Mensajes : 9881
Fecha de inscripción : 09/07/2011
Edad : 22
Localización : Mi mente~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por Akane el Dom Jul 19, 2015 12:44 am

Isabel miró extrañada al pelirrojo cuando este hablo, soltando una risa tan pronto la peliplateada había terminado de hablar. Notó de soslayo como su hermano llegaba al campamento, pero lo ignoró y esbozó una sonrisa hacia sus amigos. Se inclinó para adelante mientras alzaba una rodilla, apoyando una mano en esta y luego su barbilla.
- Lo que dije antes era un chiste – habló rodando los ojos, divertida -, realmente no tiene que ser un secreto. A menos que la señorita aquí presente quiera, estamos enterándonos de sus aventuras mientras no estaba con nosotros – terminó de decir, esta vez dirigiéndose más a Jade que al resto, siendo que la chica recién había llegado. Guardo silencio por pocos segundos para luego volver a mirar a Ayami – Pero, Ayami... ¿una de esas aventuras terminó siendo una mala experiencia?
Tan pronto había dicho aquella pregunta, no apartó su mirada de la peliplateada. Había notado la extraña actitud de su amiga desde hace tiempo, y no podía sacarse la idea en mente sobre que algo había sucedido mientras estaban separados. Aunque sabía bien que fácilmente podía evitar su pregunta, o mentirle, creía que al menos debía preguntar.
Mientras tanto, Matt se acercó directamente hacia los contenedores llenos de agua. Su expresión aun representaba el puro asco que había sentido en un inicio, e incluso se había profundizado por estar tardando en limpiarse. Agarro uno de los potes y se lo llevo con él hacia uno de los lados del campamento donde no había nadie, y, sin  ser lento ni perezoso, se sentó en el suelo sacando su jabon del bolso para comenzar a lavarse las manos, empezando específicamente por donde el pez le había rozado.
Concentrado en su tarea, no se dio cuenta realmente de lo que sucedía a su alrededor. Kaoru todavía no soltaba a Midori, aun rebalsante de alegría.
- ¡Hola, Joda! ¡Tanto tiempo sin verte, castorcito! – exclamó el albino cuando la peliverde le hizo notar sin querer la presencia del pequeño animal - ¡No te preocupes, Joda, tu también estas invitado a la fiesta de desnudos!
Kyo maulló aterrado, creyendo que una de sus peores pesadillas iba a volverse real.
- ¡Kyo, no digas eso, tu también puedes venir! ¡Eres Kyo, es obvio que estas invitado! – escuchó a su dueño decir.
Otro maullido lanzó. Y Kaoru solo respondió con una risa.
Aun sin soltar a Midori, se inclinó llevandola a ella para alzar al castor. Pronto, los tres estaban unidos en un abrazo grupal.
- ¡Esto será genial, muy genial! ¡Tengo que empezar ya a preparar todo! – decía emocionado - ¡No hay que decepcionar a los invitados!

Por parte de Lia, la pequeña volvió a reír cuando el rubio se detuvo nuevamente. Miró con atención los palos que el hombre le señalaba, volviendo a ladear la cabeza como si fuese un hábito cada vez que se quería concentrar en algo, por más simple que sea.
- ¡Príncipe, príncipe! – empezó a exclamar una y otra vez, tocándole la cabeza con las dos manos para que le prestara atención - ¡Los encontramos, encontramos los palos! Pero, pero, ¿puedo bajar? ¡Quiero bajar!

_________


Benedetto no apartó su mirada de confusión desde que el peliplateado había respondido, pensativo sobre lo que sabía sobre aquella familia de nobles, intentando comprender lo que había creído entender hace mucho tiempo. Aunque ahora le llamaba mucho más la atención el por qué Loz se había apartado de la familia, o si lo habían echado realmente y el hombre no quería revelarlo por cuestión de estatus u orgullo.
- Entonces, ¿por qué partió? – preguntó, esperando que el hombre le resolviera su duda con solo aquella pregunta – No se muy bien sobre el tema del heredero que falleció, pero entiendo que no suele ser una razón para echar a sus empleados.


avatar
Akane
Admin

Mensajes : 15977
Fecha de inscripción : 01/03/2011
Edad : 21
Localización : En otro universo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por susie el Dom Jul 19, 2015 1:58 am

La emoción en el rostro del pequeño castor se desvaneció tan pronto como escuchó las palabras de Kaoru y de Midori.
Con una mirada extraña y llena de sorpresa, Joda enfocó brevemente su atención en la neko.
En las últimas semanas que habían pasado, el castor claramente se había dado cuenta de que a la peliverde le faltaba cordura y el uso adecuado de la razón, así como a Kaoru y a Jade, pero, incluso así, ¿estaba tan poco cuerda como para aceptar una fiesta de desnudos?
Joda se removió intentando zafarse del abrazo grupal al que el albino le estaba obligando a participar.
Locos, esos dos estaban locos...

El interés en el rostro de Jade se incrementó tras haber escuchado las palabras de Isabel.
—¡Oh, ¿tuviste muchas aventuras?! —preguntó después de que la neko hablara, entonces rió—. Contesta primero a Isabel, después sigo yo.
Max pasó la vista de una mujer a otra antes de hacer un gesto que resultó gracioso. El pelirrojo se acomodó en su lugar y, esperando por la respuesta de Ayami, pensó en la alta posibilidad de que contestara afirmativamente. Después de todo, el cambio de actitud en la peliplateada tras su regreso, era bastante obvio.
—O quizás… —dijo él en voz baja—, en lugar de una aventura que terminó mal… ¿hubo más?

Por su parte, Shisui miró a Akamaru con una ceja arqueada y expresión confusa cuando lo escuchó.
Bajó la mirada al pescado que ahora estaba cocinando e hizo una mueca.
—¿Crees que lo esté diciendo porque no le gusta el pescado o por alguna otra razón? —murmuró por lo bajo con un tono de pregunta claramente marcado. Dudando un poco, puesto que él no le daba la razón a las palabras del canino, el albino giró la cabeza hacia Zeink—. Oye, ¿crees que esto huele mal?
avatar
susie

Mensajes : 16429
Fecha de inscripción : 01/03/2011
Edad : 21
Localización : México

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por Ayashi el Dom Jul 19, 2015 3:11 am

Midori seguía riendo con diversión hasta que recordó de lo que había traído a Kaoru a hablar con ella en un primer lugar.
-¡Oye blanquito! –le llamó -. ¿Cuándo quieres poner en práctica tu súper híper mega fabuloso plan?

Esta vez, Ayami logró mantener la calma con las preguntas. Sonrió levemente a los tres, ladeando un poco la cabeza para poder pensar en una respuesta rápida. La imagen de Loz poseído por Hiei pasó por un segundo en su mente antes de que sacudiera la cabeza para desechar el recuerdo y decir:
-Pues, aparte de recibir los reclamos de King por tirar su caviar a un lago o perderme en una cueva por dos días porque Midori olvido tomar un camino importante… realmente no sé qué puede terminar peor que quedar enterrada hasta el cuello en la nieve –exclamó -. ¿Y ustedes que me dicen? ¿Algo interesante estos últimos meses?

Luka soltó una risa con el entusiasmo de la pequeña.
-Tranquila, ya te bajo –dijo, mientras la alzaba en el aire por un segundo antes de depositarla nuevamente en el suelo -. ¡Ve! Tenemos que coger muchos de esos para que alcancen para todos.

Zeink miro de forma extraña a Shisui con la pregunta recién formulada. Bajo su vista al pescado, olfateando un poco en el aire.
-No realmente –respondió, fijándose en Akamaru que se encontraba revolcándose sobre su espalda en el suelo. Entendió entonces el porqué de la duda del albino y sonrió levemente -. Akamaru no le gusta el pescado.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Loz se encogió de hombros, tomando un largo trago de la botella para luego depositarla nuevamente en la mesa.
-No despidieron a ningún empleado, si eso es lo que han dado a entender los rumores que corren por los pueblos –explicó mientras sonreía-. Mi partida, como ya dije, no tiene que ver con lo ocurrido con… el heredero –hizo una breve pausa mientras pensaba antes de añadir -. Tenía ciertos conflictos personales que atender. Por eso abandone.
avatar
Ayashi

Mensajes : 9881
Fecha de inscripción : 09/07/2011
Edad : 22
Localización : Mi mente~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por Akane el Dom Jul 19, 2015 4:50 am

Desde que Ayami había empezado a hablar, la expresión de la pelirrosa no cambio. La escuchó con atención, sin reflejar sorpresa pero mirándola con curiosidad. Debía haberlo esperado por cómo se había desarrollado la conversación, pero aun así había tenido la pequeña y tonta esperanza de que Ayami les hubiese podido revelar algo.
Pero al menos había estado preparada para esa reacción, y, sobre todo, había hecho el intento.
Suspiró, estirando los brazos mientras la escuchaba decir la última pregunta.
- Creo que no nos alcanzaría ni toda la noche para contarte todo, Ayami – rió, resignada y sabiendo de sobra que no iban a poder hacer que la peliplateada les dijera nada sobre sus.. aventuras. En eso el aroma que emanaba la comida cocinandose llego a ella – Eso huele bien – exclamó abandonando su posición, mirando hacia atrás para encontrarse con los dos hombres cocinando en la fogata. Esbozó una sonrisa – Ayami, si sabemos escoger novio.

El plan. Por poco y Kaoru se olvidaba del grandioso e inteligente plan de su gran amigo el pirata rubio. Se separó de Midori en cuanto la escucho, soltando al castor sin querer el cual recibió una penosa aunque burlona mirada de Kyo que aun permanecía sobre la cabeza de su dueño.
- ¡El súper híper mega fabuloso p, Midori! – exclamó antes de acercarse a ella, bajando la voz – No podemos decir la palabra entera, ¿qué pasa si nos escucha? No, es muy peligroso – volvió a separarse, pero esta vez esbozando una sonrisa que solo decía complot – Debemos empezar ahora, no podemos esperar. ¡Nosotros podemos!

La pequeña esbozó una sonrisa ante lo dicho por Luka. Volteó a ver hacia los palos que el hombre había encontrado, y se apresuró a inclinarse sobre ellos, agarrando más de los que podía cargar pero ingeniandoselas para que todavía no se le cayeran. Aunque ese hecho parecía estar por llegar pronto.
- ¡Solo palos buenos pueden venir con nosotros! – exclamó mirando hacia el pirata.

________

El posadero asintió, comprendiendo a lo que se refería el peliplateado. Todavía metido en sus pensamientos, murmurando algunas frases al azar sobre el tema y la receta, dejando su imaginación correr sobre todo el asunto de Loz y la familia de nobles. Se inclinó hacia el suelo para subir la canasta llena de distintas frutas tropicales a la mesa.
- Entiendo, los conflictos personales suelen hacer que abandonemos – respondió sonriente – Muy bien, ahora preste atención, porque estamos llegando a la parte principal de la receta. Es de las más importantes.
Pero como si fuese el perro de Up cada vez que suele aparecer una ardilla, o cree haber visto una en la película, Benedetto volteó hacia la puerta.
- Clientes. Y son muchos – exclamó. Miró hacia el peliplateado, y alzó la pesada canasta para dejarla en los brazos del hombre – Señor, confío en que usted sabrá cómo sigue la receta. Debo hacerme cargo de la gente que acaba de entrar de inmediato, no puedo dejar que se impacienten. ¡Estaría mintiéndole a mi lema junto a la puerta! – se aterró. Él no era ningún mentiroso - ¡Le deseo suerte, confío que con su talento podrá hacerlo! ¡Pero si tiene alguna pregunta, no dude en acercarse a decirme, le responderé con mucho gusto! ¡Mucha suerte, y espero que no siga escapando de aquella familia, su amada allí lo está esperando!
Tras estas últimas palabras, Benedetto le dejó su delantal al peliplateado sobre su cabeza antes de salir corriendo por la puerta.
- ¡Bienvenidos a “Posada de Benedetto”! – se escuchó decir - ¡La gran posada que te hace sentir como en tu casa!


avatar
Akane
Admin

Mensajes : 15977
Fecha de inscripción : 01/03/2011
Edad : 21
Localización : En otro universo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por susie el Dom Jul 19, 2015 6:05 am

Después de escuchar las palabras de Ayami con suma atención, el rostro de Jade se mantuvo demostrando el mismo interés que había tenido cuando apenas había llegado.
En ese momento, a pesar de la curiosidad que la mujer comenzaba a sentir por las dos aventuras que su amiga acababa de resumir, se abstuvo de preguntar e indagar más sobre ellas.
Sin saber por qué, Jade creyó que la respuesta que Ayami les había dado simplemente había sido una evasión a la que debió ser la verdadera respuesta.
La peliazul abrió la boca para añadir algo pero, antes de que pudiera hacerlo, escuchó a Isabel y contuvo una risa.
Max, por su parte, cuando el tema se vio interrumpido y cambiado por otro, desvió la mirada e infló las mejillas.
En esos instantes Ayami se le figuraba como una mujer que contestaba esquivamente a las dudas de ellos, lo cual consideraba extraño pero a la vez normal a esas alturas.
El pelirrojo pensó entonces que a lo mejor que él estuviera allí con ellas había destruido ese ambiente de confianza que se crea de una mujer a otra y, creyendo firmemente en eso con cada segundo que pasaba, se culpó al sentirse entrometido.
Entonces, Max, oliendo el olor a la comida, suspiró.
—Al parecer la cena está casi lista —dijo antes de regresar la mirada hacia las tres mujeres. En ese segundo el chico pensó en la opción viable de que ellas retomaran esa conversación más tarde o quizás en los próximos días cuando él no estuviera acompañándolas, después de todo, aunque se marchara ahora, volverían a ser interrumpidas para tener que ir a comer. Por ese único pensamiento se limitó a sonreírles, poniéndose entusiasta con la idea de lograr hacer que todas, sin excepción alguna, comieran justo ahora. El pelirrojo aplaudió; comer era algo sumamente importante, según él, y al menos en eso podría ser de ayuda—. Bueno, mis amigas hermosas…, es hora de comer —indicó mientras se levantaba con cuidado. Las miró desde arriba y su sonrisa se amplió—. ¡A comer, a comer, amiguitas a comer! ¡A comer, a comer, vamos a comer! ¡Yip yip!—comenzó a cantar mientras saltaba en un pie. Notó a Jade reír por sus repentinos ánimos y, cuando la vio pararse, estiró sus manos hacia Isabel y Ayami para ayudarlas a levantarse mientras seguía cantando— ¡Rico, rico, les va a saber! ¡Vamos ya, es hora de comer!

Mientras tanto, Shisui asintió tras oír al neko y se sintió secretamente aliviado al no ser el único en creer que el comentario de Akamaru se había debido a su aborrecimiento por el pescado.
—Eso pensé —murmuró, girando la cabeza a la vez que se percataba de la voz cantarina de Max—… Está impaciente —dijo para sí mismo.
Que suerte, pensó, que los pescados fuesen más rápidos de cocinar… Sólo faltaba que Luka y Lia trajesen los palos…

Por otra parte, Joda se sintió gratamente aliviado cuando se vio nuevamente con las patas sobre el suelo.
El castor, sin perder tiempo, comenzó a alejarse de allí con rapidez, creyendo en la verdad de que mantenerse lejos de ellos evitaría que lo incluyeran en sus locos y excéntricos planes; Sin embargo, cuando a su cabeza llegó lo que la peliverde había dicho antes de que el albino lo soltara se detuvo, escuchando justo en ese momento a Kaoru hablar sobre lo mismo
El interés volvió a los ojos del castor quien, sin poderlo evitar, soltó una audible exclamación.
avatar
susie

Mensajes : 16429
Fecha de inscripción : 01/03/2011
Edad : 21
Localización : México

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por Ayashi el Dom Jul 19, 2015 8:11 am

Midori se carcajeó con ganas, divertida ante la idea de Kaoru el plan en esos momentos. Negó un par de veces, su cola agitándose en el aire con ganas mientras olfateaba el aire.
-Ahora no blanquito ¡Hay que comer! –exclamó, dándose la vuelta y dirigiéndose a pequeños saltos hacia la fogata - ¡La comida es lo más importante de día! –canturreó.
Ya cuando estaba cerca del fuego, se detuvo, frunciendo el ceño profundamente y torciendo el gesto en una expresión de profunda incomodidad. Medito por un momento lo que ocurría a su alrededor hasta que fijo en el fuego como si este fuese una repentina revelación de vida.
-¿Por qué tienen la llama tan alta? –preguntó en voz alta a nadie en particular-. ¡Hace mucho calor!
Por su parte, Ayami le sonreía a Max, tomando la mano que le estaba ofreciendo para poder levantarse de un solo impulso. Justamente se encontraba sacudiéndose el polvo de sus ropas cuando escucho a Midori hablar, congelándose en el acto mientras sus ojos se abrían de par en par. Hace mucho calor… para cualquier otro era una inofensiva frase más, sin ningún trasfondo adicional. Pero Ayami sabía mejor de que se trataba en labios de la gitana.
Y hasta ahora era la única del grupo en saberlo.
-¡MIDORI! ¡AHORA NO! –gritó, corriendo a detener a la mujer.
Pero ya era tarde. Sin penas ni temores y más rápido de lo que podría haberse considerado normal, la gitana se había despojado completamente de sus ropas, lanzándolas detrás suyo con una confortable y animada sonrisa en el rostro.
-Así estamos mejor… -exclamó, sin notar que su camisa ya había dado a parar en el rostro de una irritada Ayami que no había logrado evitar que la gitana demostrara sus dotes de exhibicionista.
Zeink, que ya estaba sacando la carne del fuego, se quedó completamente quieto en su sitio, sorprendido a más no poder por toda la situación, su boca ligeramente abierta de la impresión. Akamaru se había detenido en su juego poder mirar también a la peliverde con curiosidad más que nada.
-¡¿Pero qué rayos?! -y ese fue Luka, que recién volvía del campamento con Lia en sus brazos, cargando los palos para el pescado. Sus ojos azules abiertos con sorpresa, enfocados en la espalda de una calmada Midori que seguía caminando por el campamento tal y como llegó al mundo…
avatar
Ayashi

Mensajes : 9881
Fecha de inscripción : 09/07/2011
Edad : 22
Localización : Mi mente~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por Akane el Dom Jul 19, 2015 9:18 am

Riéndose del gracioso canto de Max, el repentino grito de la peliplateada la tomo absolutamente desprevenida. Isabel volteó a verla sorprendida y, sobre todo, confundida. La miró correr hacia la peliverde mientras terminaba de levantarse del suelo, pero lo siguiente que presencio solo la llevo a una reacción.
No entendía qué era lo que le pasaba por la mente a esa mujer para desnudarse de la nada frente a todos, independientemente del frío que hacía. Ni aunque realmente hiciese calor hubiese podido darle un justificado coherente a lo que la gitana recién había hecho.
Pero esa duda fue olvidada tan pronto había aparecido, desde que Isabel había visto a la peliverde liberarse de sus ropas con tanta facilidad, se fijo en un instante en su novio, notando su impresión pero molestándose porque todavía no había apartado la mirada. Soltándose de Max, la neko se apresuró en ir hacia él, en el camino escuchando las risas tan características del albino. Notó que el hombre estaba a pocos segundos de acompañar a Midori…
- ¡Kaoru, si te atreves a sacarte los pantalones, te los voy a pegar en el trasero! – soltó sin pensar, llegando a Zeink, y sin dudar ni un segundo en taparle los ojos, a pesar que uno lo llevara tapado con el parche - ¡¿Qué estas viendo, mi capitán?! – lo miró - ¡¿Y a ti qué te pasa, Midori?! ¡Ya vístete!
Alzó la cabeza para mirar a la alocada gitana. Kaoru aun reía a carcajadas, con su gato en sus brazos que lo primero que había hecho era maullar de la impresión. Pero ahora se encontraba tan mareado, y, honestamente, tan en shock, que no podía ni mantenerse en pie sin que alguien lo sostuviera.
Su dueño no podía cesar sus risas,  y, a pesar que la amenaza de la pelirrosa había hecho que se contuviera en terminar de desvestirse, todavía ansiaba en poder acompañar a la peliverde. En cualquier momento se olvidaba de lo que le había dicho Isabel y abandonaba sus ropas.
Mientras tanto, la pequeña al encontrarse con la sorpresa de la gitana caminando libremente por el campamento, abrió la boca sorprendida. No le parecía raro que la mujer se desnudara, pero sí que lo hiciera en aquella situación con todos los chicos presentes para verla.
Miró hacia Luka, y su siguiente reacción fue, sin darse cuenta, similar a la de su madre.
- ¡Príncipe, no veas! – exclamó alzando sus dos manos para taparle los ojos al rubio - ¡No puedes verla, está desnuda!
Las quejas de King habían cesado tan pronto la peliverde había dicho tales palabras, el sapo no se sorprendió de la reacción de Ayami ante ello y tampoco lo siguiente que sucedió. Como si se tratase de algo de todos los días, el pequeño animalito lo ignoró rodando los ojos, pero disfrutando en silencio de las reacciones de cada uno de aquella extraña y alocada tripulación.
Por parte de Matt, el hombre no había sido la excepción en sorprenderse de tal acto de la gitana. Pero su mirada se había relajado, y ahora sólo mantenía su vista en ella con una ceja alzada. A veces no sabía ni por qué se seguía sorprendiendo de lo que sucedía en aquel grupo… a estas alturas, todo era posible entre ellos.
- Qué vulgar… - murmuró para sí, bajando la mirada finalmente y continuando con su tarea de eliminar los gérmenes de sus manos.


avatar
Akane
Admin

Mensajes : 15977
Fecha de inscripción : 01/03/2011
Edad : 21
Localización : En otro universo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por susie el Lun Jul 20, 2015 1:25 am

La extraña e infantil canción que Max estaba entonando se vio abruptamente pausada tras el grito que Ayami soltó y la acción que Midori realizó.
Con los ojos exageradamente abiertos debido a la primera impresión que se llevó, Max borró su sonrisa y parpadeó repetidas veces.
¿Por qué la neko estaba desnuda?
Los labios del pelirrojo se abrieron balbuceando sonidos inentendibles incluso para él mismo y, sin salir del shock inicial, examinó a la mujer de pies a cabeza.
Por supuesto que, al caer en cuenta de que estaba examinando a una mujer desnuda sin pudor alguno, la vergüenza acudió a él con la misma facilidad como con la que respiraba.
Max se apresuró a desviar la mirada al mismo tiempo que un prendido color rojizo se apoderaba de sus mejillas.
Y al mirar hacia otro lado, logró ver a Shisui de reojo.
El albino, por su parte, tan pronto como escuchó a Ayami gritar de esa manera, alzó la mirada alertado.
—¿Pero qué sucede…? —se detuvo a sí mismo al ver a Midori sacarse la ropa frente a ellos en casi un santiamén.
Durante segundos, el hombre se quedó quieto en su lugar sin poder reaccionar y, siendo su error el haber acercado la mano al fuego para asar un pescado, sintió la llama quemarle los dedos.
Por reflejo, el hombre bajó la mirada y soltó el pescado, cayendo éste dentro de la fogata y no sobre la estructura que Zeink había armado.
Shisui se quejó y agitó la mano ante el dolor de la quemadura antes de volver a ver a Midori.
¿Por qué ella estaba… así?
En ese momento no entendió ni un poco sobre lo que estaba sucediendo pero, viéndose impulsado por su antigua, y ya no tan notable, manía de protector de las mujeres, se vio en la necesidad de cubrir a la neko de las miradas de todos aquellos hombres.
Quitándose con rapidez su propia camiseta y ahuyentando a Blue en el proceso, el hombre se acercó a Midori
—Cúbrete —murmuró el albino a la peliverde mientras colocaba la camiseta extendida justo frente a ella para evitar que los demás pudiesen seguir mirándola. Él, por su parte, observó hacia otra dirección y pasó saliva con cierta incomodidad—. ¿Por qué te quitaste la ropa?
Jade, al ver a Shisui reaccionar así, soltó de golpe la risa que había estado conteniendo desde que Midori había hecho aquello.
Sí, en un inicio había caído en un estado de pura sorpresa e incredulidad ante la actitud de la neko; Sin embargo, tan pronto como había escuchado las escandalosas carcajadas de Kaoru, había tenido que controlarse a sí misma.
Pero la manera en la que los demás estaban reaccionando no le ayudaba en lo absoluto.
—¡Tenemos a otra nudista en la tripulación! —exclamó la mujer con diversión y, cayendo por primera vez en cuenta de que Max había regresado la vista hacia Midori, se acercó a él—. ¡Max, si Shun estuviera aquí ya te hubiera tapado los ojos! —dijo. Acto seguido, cubrió con ambas manos los ojos del pelirrojo.
Y Joda, quien recientemente había salido de la etapa de impresión en la que había entrado, negó apartando la mirada.
Lo repetía y lo sostenía: Humanos, nunca sabían controlarse.
avatar
susie

Mensajes : 16429
Fecha de inscripción : 01/03/2011
Edad : 21
Localización : México

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por Ayashi el Lun Jul 20, 2015 2:40 am

La primera reacción de Zeink fue permanecer en completo silencio en cuanto noto a Isabel acercarse a él a los pocos segundos de haber empezado todo el espectáculo nudista dela gitana. No dijo nada cuando le bloqueo la vista y mucho menos se atrevió a contradecir el grito de que le dirigió a Midori.
Percibiendo el enojo en la mujer, tragó en seco antes de hablarle.
-En mi defensa… yo solo volteé para dejar la carne –murmuró.
Mientras tanto en una situación similar con la neko menor, Luka aún seguía en su estado de estupefacción total, sin poder terminar de creerse aún que Midori haya sido capaz de haberse desnudado en frente de todos con tanta calma y sin pudor alguno. Asintió levemente a las palabras de la pequeña, registrando superficialmente el sonido de los palos al cayendo al suelo.
-Si Lia, ya note que esta desnuda…. Muy desnuda –exclamó.
Por su parte, Ayami se apartó la camisa del rostro, mirando hacia Midori con el ceño fruncido y el gesto contorsionado en una expresión de pura irritación. Escuchando a medias las risas de Kaoru y Jade, continuó su camino hacia la gitana mientras que Shisui se acercaba a ella también, extendiendo su camisa para bloquear los… atributos de la mujer.
Como respuesta, Midori tan solo soltó una despreocupada risa.
-Hace mucho calor –aseguró.
Ayami rodó los ojos, y con un bufido extendió la camisa sobre los hombros descubiertos de a peliverde.
-¡Te advertí días atrás que no podías hacer eso en público, Midori! –le reclamó, fulminándola con la mirada.
-¿Pero que tiene? –replicó la aludida, inclinando la cabeza hacia un lado en un gesto demasiado inocente antes de sonreír -. Dudo que sea la primera vez que todos vean una mujer desnuda… Es muy natural.
La peliplateada se presionó el puente de la nariz, contando hasta diez.
-Ese no es el punto…
Y mientras la conversación entre ambas mujeres seguía desarrollándose, Abu se encontraba entre las canastas de fruta, degustando tranquilamente la comida, aprovechando que el resto estaba muy ocupado para notarlo.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sacudiendo la cabeza para quitarse el delantal de encima, Loz pasó su vista de la canasta en sus brazos hacia puerta donde recién acababa de decir salir Benedetto. Podía escuchar las voces de los clientes y el dueño de la posada desde fuera, lo que le indicaba que estaban siendo atendidos.
-Bueno… no se ve muy difícil –dijo para así, colocando la canasta sobre la mesa.
Se ajustó el delantal, tomó un par de cuchillos, un cuenco, y eligiendo una de los tantos ingredientes de la canasta, continuó preparando el platillo, interrumpiéndose así mismo solo cuando escuchaba un pedido adicional venir desde afuera. Preparando varios platos a la vez con facilidad y buena técnica, permaneció el resto del turno en la cocina…
avatar
Ayashi

Mensajes : 9881
Fecha de inscripción : 09/07/2011
Edad : 22
Localización : Mi mente~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por Akane el Mar Jul 21, 2015 6:08 am

No estaba del todo convencido de que Midori finalmente aceptara en vestirse, desde su lugar miraba con un ojo más abierto del otro las reacciones del resto. Al principio le había parecido gracioso, pero ahora comenzaba a molestarse.
A medida que fue conociendo a la gitana, pudo notar la locura de la mujer que la acompañaba con su inocencia. Y, lo admitiese o no, había llegado a tomarle aprecio. Él era solo un pequeño sapo, pero al mismo tiempo era el Rey Sapo. Si eran buenos con él, hacía su labor como su superior. Pero en ese momento todos los hombres se estaban comportando como unos babosos.
Recorrió la mirada una vez más por el campamento, notando que Matt había vuelto a ignorar sus alrededores y continuaba con su labor. Su mirada se posó en el pelirrojo más pequeño, o, como él lo llamaba, Repollo. No le pareció nada mal que la Pitufa estuviese tapándole los ojos, aunque había reaccionado demasiado tarde para su gusto.
Cambió su mirada hacia el rubio, y su mueca aumento. No, no había llegado a escuchar lo que decía, pero no creía que fuese nada bueno. Si la niña apartaba sus manos, él mismo se iba a encargar de ese baboso.
Una vez más, vio hacia otro lado, y justo a tiempo para ver como la neko de cabello rosa le jalaba con fuerza la oreja al Cíclope.
- ¡Mejor guarda tus excusas! – la escuchó exclamar.
Una vez más, no le pareció en lo absoluto mal. Si fuese posible, todos los babosos deberían recibir un buen tirón de oreja.
Escuchó las continuas risas de Kaoru, más bien, el Hombre de Nieve (apodo que se le había quedado desde la fiesta de Navidad) mezcladas con la de la Pitufa. A él no lo consideraba baboso por el momento, solo parecía mantener el mismo nivel de locura de Midori y Jade. Sin importarle aquello en ese momento, se alarmó cuando vio al Camaleón junto a la peliverde.
- ¡Aléjate de ella, Camaleóncito! – no tardó en decirle mientras daba grandes saltos hacia ellos.
King era, según él al menos, uno de los grandes Reyes. Uno de los pocos quedarían en la historia como uno de los grandes salvadores amantes del caviar, que aun permanecía en clase a pesar de estar rodeado de un montón de plebeyos salvajes. Pero aunque insistiera con ello, le había tomado un gran cariño a Midori y Ayami, y cuando ocurrían este tipo de situaciones, a pesar de ser un raro sapo rey parlanchín, aparecía su instinto sobreprotector a la luz.
Le pegó en medio del rostro a Shisui, logrando también haber tomado el impulso necesario como para llegar sin problemas al hombro de la peliverde.
- ¡Apártense, plebeyos! – ordenó - ¡Se les nota la baba desde kilómetros de distancia!
Con su capa, intentó tapar también los atributos de la mujer, pero siempre manteniendo una mirada severa hacia todos los que se encontraban allí.
Kaoru volvió a reír.
- ¡Qué genial! – exclamó - ¡Midori es genial, lee mentes y sabe cómo divertirse! ¡¿Por qué no se unió antes al Aurum?!


avatar
Akane
Admin

Mensajes : 15977
Fecha de inscripción : 01/03/2011
Edad : 21
Localización : En otro universo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por susie el Mar Jul 21, 2015 11:56 pm

Ante el golpe del sapo, Shisui se limitó a dejarlo pasar de la misma manera en que lo había hecho en más de una ocasión.
El albino no objetó y tampoco se mostró irritado con la actitud del animal, en cambio, miró a su novia con duda tras escucharla; entonces ella ya sabía que Midori tenía esa extraña manía…
Shisui no pudo evitar que su ceño se frunciera al oír a Kaoru y, al caer en cuenta de sus palabras, mostrar una expresión de sorpresa pura.
Max, por su parte, apartó las manos de Jade de sus ojos tan pronto como Kaoru habló y soltó aquella nueva información.
—¡¿Cómo?! —exclamó con estupefacción— ¡¿Midori lee mentes?! —su ceja derecha se arqueó antes de dirigir la vista a la neko— ¿Lees mentes? ¡Madre mía, lees mentes! —su otra ceja se alzó y sus ojos miraron sumamente abiertos a la gitana, su boca se abrió también como un gesto de sorpresa justo antes de que se diera cuenta de algo y la cerrara abruptamente— ¿…Sabes lo que hemos estado pensando todo este tiempo? —y sin que lo pudiera evitar sus ojos miraron con espanto a Shisui; si Midori leía mentes entonces significaba que no podía haber secreto alguno con ella, ni siquiera por una buena causa—…Uh…, esto es malo.
Jade, mientras tanto, tardó unos largos segundos antes de poder captar el mensaje de las palabras de Kaoru. Cuando finalmente entendió y salió de su propio asombro y confusión, aplaudió y llevó sus manos frente a sus labios.
Sonrió de oreja a oreja a la vez que miraba con cierta diversión a los integrantes de la tripulación.
Al final, detuvo su mirada en la gitana y, aumentando esa sonrisa de por sí ya enorme, murmuró de manera juguetona.
—Y yo que creía que las cosas no podían ponerse mejor con esta mujer…
Joda, por otro lado, se mantuvo quieto en su lugar, pensando que si en algún momento había pensado que aquella mujer era normal, entonces nunca había estado más equivocado en su vida entera.
avatar
susie

Mensajes : 16429
Fecha de inscripción : 01/03/2011
Edad : 21
Localización : México

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por Ayashi el Miér Jul 22, 2015 12:40 am

Y no, ni Luka ni Zeink se esperaban tampoco semejante noticia. La mandíbula del rubio se desencajó por completo, su cabeza girando en la dirección donde creía que estaba Kaoru al escucharlo mientras que las manitas de Lia aún seguían tapándole los ojos.
-¡¿Cómo que lees mentes?! –exclamó dos octavas más alto de lo normal.
Las risas de Midori llenaron el lugar, divertida por la estupefacción que todos cargaban en sus rostros.
-Bueno, técnicamente escucho mentes. No se puede leer nada de las mentes de los demás –comenzó diciendo con una brillante sonrisa -, y no es que todo el tiempo sepa que están pensan…
No terminó de hablar puesto que Ayami le tomó del brazo inmediatamente.
-Luego das tu clase magistral de invasión a la privacidad, Midori –exclamó mientras le quitaba la camisa a su novio de las manos y se la lanzaba encima a la mujer-. Ahora, por amor a todo lo que es decente, vamos a ponerte algo –le dijo, dándole una mirada de disculpa a Shisui antes de arrastrarla (con todo y King incluido) fuera del campamento.
Midori la siguió sin demasiadas quejas, aunque la confusión era evidente en su voz cuando volvió a hablar.
-Cuando estábamos viajando nunca te quejabas de que anduviera desnuda –soltó.
-¡Estábamos nosotras solas! ¡No la mitad de la población masculina presente! –respondió la peliplateada.
Lo ultimó que se escuchó de parte de ambas fueron las risas de la gitana con su “¡Oh! ¡Ya entiendo!” y más reclamos por parte de Ayami antes de que desaparecieran entre los árboles.
En cuanto estuvo seguro que ya ninguna de las dos estaban, Luka bajo finalmente a la Lia al suelo, mirando a todos los demás para asegurarse de que el no fuese el único sorprendido.
-Bueno…. Cuando creía que nada podía ser más raro entre nosotros… -dijo.
Zeink, por su parte, no tuvo siquiera tiempo de quejarse por completo del repentino jalón de oreja que había recibido de parte su novia puesto que la noticia de la singular habilidad de la neko gitana le tomó más por sorpresa que los mismos celos de Isabel. Escuchó atentamente el intercambio entre Midori y Ayami, intrigándose un poco por los comentarios hasta que finalmente percibió el olor de la carne quemándose…
-Mierda… -murmuro, separándose inmediatamente de Isabel para sacar con prisas la carne del fuego hacia los cuencos. Por suerte, no habían recibido muchos daños y aún estaban comestibles.
Luka entonces se acercó a ambos nekos, apresurándose en ayudar a sacar los pescados del fuego con los palos, soplando insistentemente para apaciguar un poco las llamas.
-No es precisamente un banquete de ensueño, pero aún se ven bien para comer –soltó riendo, una vez logró salvar la mitad del pescado -. Aunque estarán un poco crocantes…
Zeink bufó ante el comentario, mas no dijo nada al respecto. A pesar de todos los peculiares percances, la comida estaba lista y por ahora eso era suficiente.
avatar
Ayashi

Mensajes : 9881
Fecha de inscripción : 09/07/2011
Edad : 22
Localización : Mi mente~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por Akane el Miér Jul 22, 2015 4:51 am

Decir que Kaoru finalmente había dejado de reírse sería una mentira, el hombre tan pronto vio cómo reaccionaban sus amigos ante aquellas palabras, estalló una vez más en carcajadas. Logró ver cómo Midori era llevada fuera del campamento, con el pobre sapo intentando no caerse del hombro de la peliverde, y sus risas aumentaron.
- ¡Buen día, muy buen día! – exclamó alzando mejor a su gato.
Kyo aun seguía más inconsciente que consciente en ese momento, y no se dio cuenta cuando su dueño lo cargo como si fuese un bebé o un niño pequeño, con la cabeza sobre el hombro del albino. Kaoru le dio unas palmadas en la espalda mientras se acercaba a la fogata, sin poder hacer desaparecer su sonrisa divertida.
- Eso les pasa por babosos – escuchó a Isabel hablar con los brazos cruzados en cuanto llego.
Por parte de la neko, la mujer no se había sorprendido ante las palabras que había revelado su amigo. Desde la fiesta de navidad que ella lo sabía, y lo tenía demasiado en cuenta, a veces incluso preocupándose de más sobre el tema.
El albino miró hacia los dos hombres, y notó el estado en el que se encontraba la comida que supuestamente iba a ser su cena, soltando una nueva carcajada.
- Midori tiene buen cuerpo, ¿verdad, chicos? – sonrió, divertido. La pelirrosa volteó a verlo con el ceño fruncido en un instante – Tu también tienes buen cuerpo, Isabel, no tienes por qué ponerte mal – su sonrisa se ensanchó, y la mujer lo fulminó con la mirada.
La neko decidió por ignorarlos, sin molestarse en responderle a Kaoru en ese momento. Buscó con la mirada a su hija, sabiendo que ella había estado con el rubio en aquel último rato, y si él había regresado, también Lia. No tardó mucho en encontrarla, la pequeña neko ya se encontraba yendo a ella con una sonrisa mientras cargaba algunos palos.
Isabel se apartó de los tres hombres, recibiendola con los brazos abiertos. El albino la miró alejarse, y volvió a reírse pero esta vez por el silencio de su amiga.
- Mujeres, nunca se las puede dejar totalmente felices – comentó riéndose - ¿Verdad, amigotes?
Mientras tanto, la neko fue recibida por un montón de comentarios y preguntas de una Lia impresionada. Decidió por dejarla hablar hasta que le pudiera responder a al menos una duda, aunque en ese instante la pequeña no podía dejar de hablar.
- ¿Por qué estaba desnuda? ¿En serio lee mentes?– preguntó una vez más mientras su madre le sacudía el vestido para quitarle toda la tierra que se le había pegado - ¿Es raro que este desnuda? ¿Por qué Midori podía estar desnuda solo con tía Ayami? ¿Los chicos no pueden verla? ¿Por qué?
Apartado del resto del grupo, Matt en ese momento parecía a algo similar a una estatua. Desde que se había enterado que la peliverde podía leer mentes, o escuchar como ella había aclarado, había dejado de moverse. Más bien, no podía seguir con su labor por el simple pero gran shock que había recibido.
Sin haber vuelto a ver al resto, Matt guardó silencio con demasiados pensamientos yendo y viniendo por su mente… No sabía si entrar en pánico o ignorarlo y seguir con lo suyo.


avatar
Akane
Admin

Mensajes : 15977
Fecha de inscripción : 01/03/2011
Edad : 21
Localización : En otro universo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por susie el Miér Jul 22, 2015 5:54 am

Después de que Ayami se llevara a Midori de esa manera, Jade continuó riendo, ahora graciosamente, por lo que la gitana había logrado causar en los demás en tan sólo unos pocos minutos.
Jade se alejó de Max y se acercó al pequeño grupo que se había formado alrededor de la fogata en el justo momento para lograr escuchar lo último que Kaoru había dicho.
—¿Verdad que no? —dio la razón al albino antes de colocarse de puntillas y pasar un brazo por el hombro del hombre. Le sonrió animadamente— Hey, yo también tengo buen cuerpo, ¿cierto?
Mientras tanto, Shisui mantuvo su mirada durante al menos un minuto más sobre el camino por el que la gitana y su novia se habían marchado.
Al principio, debía admitir que no había sido capaz de reaccionar a la información que Kaoru había soltado sin previo aviso.
Ahora, debía admitir que tampoco estaba reaccionando.
Si Midori leía mentes, pensó de la misma manera que Max hace unos apenas unos segundos, no había secreto alguno que estuviese a salvo de ella…
El albino tuvo que llevarse una mano para cubrir su boca que estaba a punto de abrirse por la pura impresión.
Giró su cabeza con lentitud después de haber escuchado la voz de Max a su lado.
—Ella sabe lo que tú, mis hermanos y yo sabemos pero que los demás no—murmuró alarmado el pelirrojo—. Lo sabe, Shisui…
El albino mantuvo sus ojos claramente abiertos durante al menos dos segundos tras sus palabras.
Entonces entendió a qué se refería el chico y asintió a la vez que apartaba la mano de su cara.
—Del uno al diez —susurró, pensando fugazmente que, en esas semanas, habían muchas cosas que la gitana había podido averiguar sobre ellos sin que tuviera ni debiera que hacerlo—, ¿qué tan buena crees que sea Midori guardando secretos?
Max lo miró con duda.
—Eso depende, ¿el diez sería malo o bueno?
Shisui soltó un quejido ante esa respuesta y se giró, regresando hacia la fogata mientras evitaba arrastrar sus pies en el camino.
Max lo siguió y, una vez al lado de los demás, soltó de manera resignada.
—¿Recuerdan que me quejaba repetidamente de que todos ustedes tenían secretos hacia el resto de la tripulación? Ah pues…, retiro lo dicho. Uno debería mantenerse callado a veces, porque en ciertas ocasiones Dios escucha y te manda lo que quieres pero realmente no necesitas… —suspiró, entonces se percató de la carne y el pescado que había frente a él y sus ojos se iluminaron repentinamente—. ¿Ya está lista la cena?
avatar
susie

Mensajes : 16429
Fecha de inscripción : 01/03/2011
Edad : 21
Localización : México

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por Ayashi el Miér Jul 22, 2015 6:44 am

Mientras Zeink seguía lidiando con la carne, el pescado y la fruta, Luka sonreía con Kaoru, divertido también por las reacciones que Isabel estaba teniendo con todo el asunto. Decidió por sentarse en suelo junto con un hambriento Akamaru que miraba la carne con ojos esperanzados, soltando una risa cuando escucho el comentario de Jade.
-Pues claro. Tú también tienes un excelente cuerpo, Jade –contestó, alzando la cabeza para verla con una sonrisa ladeada.
A su lado, el neko finalmente terminaba con todo. Miro a Max y Shisui de reojo cuando los noto llegar y asintió brevemente a la pregunta del menor de los pelirrojos.
-Sí, pueden tomar lo que quieran cuando gusten –dijo, tomando asintiendo también junto a la fogata.
Miró fugazmente a Isabel con Lia para ver donde estaba y justo en ese momento Ayami y Midori aparecieron nuevamente en el campamento. Aunque no de la manera como el neko estaba esperando…
-Midori, en serio, ponte al menos la camisa –insistía la peliplateada, caminando unos pasos más atrás que la aludida.
-¡Aún hace calor! Además, así no molesto a nadie ¿Cierto? –respondió la gitana.
Ayami rodo los ojos, rindiéndose finalmente con la discusión. Y es que la peliverde si estaba vestida, o al menos había hecho el intento. Lo que llevaba encima consistía tan solo en una falda corta elaborada por ella misma hecha de hojas y flores distintas y en sus pechos un corpiño elaborado con cascaras de frutas…
Luka, al verlas, soltó una gran carcajada, soltando sin querer la naranja que se estaba comiendo.
-No la alientes, cabeza de limón. No la alientes –advirtió Ayami. Se acercó a Shisui, colocándole su camisa sobre los hombros con un suspiro -. Gracias –dijo, antes de sentarse frente a la fogata y tomar una pera.
Midori llegó saltando junto a ellos con una reluciente sonrisa, meneando su cola y falda.
-¿Ya podemos comer mis queridos compañeros? –preguntó. Vio el pescado y sus ojos se iluminaron -. ¡Oh se ve muy bueno! –exclamó, antes de sentarse junto a Luka y tomar uno de los pescados para empezar a comerlo con ganas.
avatar
Ayashi

Mensajes : 9881
Fecha de inscripción : 09/07/2011
Edad : 22
Localización : Mi mente~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por Akane el Miér Jul 22, 2015 10:25 pm

El albino rió con ganas al escuchar a Jade, pasandole un brazo por la cintura en cuanto Luka habló, logrando que volviera a soltar una nueva risa. Asintió ante lo dicho por el rubio, esbozandole una sonrisa a la peliazul.
- ¡El de los mejores, Jade! – exclamó - ¡Somos chicos con suerte, estar en el mismo grupo que un montón de mujeres tan lindas!
La sostuvo mejor por la cintura, y ahora también por el brazo con el que la mujer le rodeaba los hombros, para alzarla levemente del suelo como modo de juego. Volvió a reírse, aunque, una vez más, sus risas no cesaron. Pero esta vez porque pudo presenciar en todos sus colores la llegada de Midori y Ayami al campamento.
- ¡Te queda fantástico, Midori! – halagó antes de que su mirada se desviara a la comida. Todavía sosteniendo a Jade, olfateó el aire varias veces con los ojos cerrados - ¡Qué hambre! – comentó en voz alta, bastante animado y divertido - ¡A comer, a comer, Jade, a comer! – empezó a cantar dando varios saltos en el lugar, soltándola por un segundo para rodearle el brazo por los hombros, para luego acercarse a Max con ella - ¡A comer, Maxi, a comer! – siguió cantando, ahora rodeando su brazo libre por los hombros del pelirrojo.
Llevándolos a los dos, no paró de saltar hasta que rodeó toda la fogata y encontró un lugar junto a Midori. De un salto se sentó en su lugar, finalmente soltando a la peliazul y al menor de los Stallone que habían sido arrastrados en su locura una vez más.
- ¡Me canto el pedazo más grande! – se apresuró a decir, agarrando con las dos manos un pedazo de carne que se encontraba en el centro - ¡Auch! ¡Au, au, au, au! – pasaba la carne de una mano a otra, sintiendo los dedos arder cada vez que la tocaba - ¡Está calientisima!
En el momento en el que la peliverde había aparecido con aquel atuendo, Lia se había reído sobre todo por la diversión que le había empezado a causar toda esa situación, aunque le había gustado bastante lo que vestía la gitana. Cada vez más ansiosa e impaciente, no espero a que su madre terminara de sacudirle la tierra del vestido y se alejó de ella en cuanto el albino comenzó a cantar, yéndose a sentar junto a Zeink.
Isabel suspiró, viéndola irse. Apartó la mirada hacia Midori, quien ya estaba sentada junto a la fogata, y rodó los ojos, ignorando la vestimenta de la mujer. Se levantó del suelo antes de irse a sentar junto a su hija, la cual en vez de empezar a comer la cena, había comenzado a sacar un montón de piedritas pequeñas de los bolsillos.
- Lia, antes de empezar a jugar, deberías comer algo antes – le habló inclinándose hacia ella - ¿No dijiste esta mañana que tenías ganas de pescado?
- ¡Si quiero! – respondió sin voltear a verla, concentrada en ver sus piedritas, las mismas que había conseguido en el río cuando había ido temprano con su madre - ¡Pero, mira, mami! ¡Esta tiene un perrito! ¡Y esta una flor!
La neko miró las dos piedras que la pequeña le estaba mostrando, y en el corto tiempo en el que su hija le permitió admirarlas, se dio cuenta que Lia estaba en lo cierto. Se sorprendió un poco, llamándole la atención que estuviesen dibujadas unas piedras tan pequeñas, preguntándose si la causa de ello había sido por los minerales del río.
Se encogió levemente de hombros, agarrando uno de los pescados que había para alcanzárselo a Lia. Mientras tanto, miró a su alrededor, notando que ni Shun ni Haniah habían regresado todavía. Recordó la última vez que había visto a su amiga, y no pudo evitar preguntarse si se encontraba bien. Tal vez si había tenido que interrumpirlos cuando la vio junto a Luka tras los arbustos…
- ¡Mira, papi! ¡Una flor y un perrito! – la voz de su hija interrumpió sus pensamientos.
Frunció el ceño, confundida, y volvió a voltear hacia Lia sin entender a quién le estaba hablando. Cuando la vio sonriendole a Zeink mientras le extendía las dos piedras con las dos manos, abrió los ojos sorprendida. Miró al neko, y luego a su hija, intercambiando su mirada entre ellos dos varias veces más, todavía sin poder salir totalmente de su impresión.


avatar
Akane
Admin

Mensajes : 15977
Fecha de inscripción : 01/03/2011
Edad : 21
Localización : En otro universo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por susie el Jue Jul 23, 2015 2:21 am

Después de haber escuchado al rubio halagarle, Jade llevó la mano que mantenía libre a la cintura, poniéndola justo sobre la de Kaoru y haciendo una pose coqueta a manera de broma.
Al oír al albino, soltó una carcajada.
—No es como que ustedes se queden atrás chicos: ¡qué suerte la de nosotras que tenemos a unos hombres tan guapos en el grupo! ¡Y tan sexys!—exclamó, volviendo a reír tan pronto como Kaoru la alzó. Entonces su mirada se fijó en Max, quien había volteado a verla con una ceja arqueada tras sus palabras—. Tú también eres sexy, Maxi, pero de una manera distinta... Una manera más tierna —aclaró sin borrar su sonrisa en ningún momento.
El pelirrojo, sin estar demasiado complacido por su comentario pero tampoco dispuesto a llevarle la contraria en algo que él sabía de antemano que era cierto, se volteó con la clara intención de tomar asiento; sin embargo, se vio sorprendido por Kaoru cuando éste le tomó por los hombros y comenzó a saltar alrededor de la fogata entera.
Max, inflando las mejillas para callar el quejido que quiso soltar por el dolor que sintió tras pisar mal en uno de esos tantos saltos, se apartó de Kaoru en cuanto el hombre lo soltó.
Mirando al albino con un puchero, el chico se alejó dando pequeños brincos hacia otro lugar evitando utilizar el pie lastimado para caminar.
Max, a pesar de haber recordado que hace unos minutos había estado de acuerdo con Shun sobre el tema de no querer molestar a Zeink, no pudo evitar querer pedirle ahora el favor de que le ayudase un poco para apaciguar el dolor en su tobillo. Pero al ver a Lia llamándole y mostrándole unas rocas, aumentó su puchero y se fue hacia otro lugar, optando por no interrumpir la escena entre ellos dos.
Con sumo cuidado, el menor de los Stallone tomó asiento en el suelo, cerca de Luka.
—Gracias por la comida —murmuró a todo aquél que se hubiera involucrado en la tarea de conseguir o cocinar la cena y, sin esperar más, tomó un trozo de carne con una mano y un pescado con la otra—. Provecho —añadió antes de morder un alimento para después morder el otro, comiendo gustoso, a pesar de que estuviese demasiado caliente, pero sin borrar el puchero tras lo sucedido gracias a Kaoru.
Jade, por su parte, para ese momento ya se encontraba sentada a un costado del albino, tomando un gran trozo de carne.
—¡Oh vaya, esto está muy caliente! —exclamó imitando la misma acción de Kaoru de pasar la comida de una mano a otra al sentir los dedos arder.
Shisui, por otro lado, se había limitado a sonreírle a su novia cuando le había regresado la camiseta.
Mientras se colocaba la prenda y tomaba asiento, el albino miró involuntariamente y de reojo a la neko de cabellos verdosos durante repetidas ocasiones.
No la conocía demasiado, eso estaba ahora más claro que nunca, pero incluso así, pensó, la gitana no parecía tener la intención de contar ningún pensamiento que había pasado por la mente de él o de los demás puesto que, en caso de querer hacerlo, ¿no lo habría hecho ya?
Pensando en eso y, dándose cuenta de que Midori podría escucharlo en cualquier momento, si es que no lo estaba haciendo ya, se dio una cachetada mental.
Lo mejor sería hablar con ella después.
El albino tomó una mandarina de las que Max había dejado cerca de allí dentro de su mochila y entonces miró a Blue volar hacia él.
Suspirando, el hombre se levantó para ir en busca de unas cuantas semillas mientras era seguido de cerca por el guacamayo.
Joda, por otra parte, mirando con cierto recelo a la gitana, se acercó hacia la canasta con frutas y tomó una pera.
El castor observó a su alrededor y notó que Matt estaba en el claro pero no ahí con ellos y, entonces, prefiriendo la compañía del hombre de cabellos oscuros antes que la de un grupo que probablemente sería alborotado por Kaoru, Jade y Midori, se alejó yendo hacia el menor de los Isai.
avatar
susie

Mensajes : 16429
Fecha de inscripción : 01/03/2011
Edad : 21
Localización : México

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por Ayashi el Jue Jul 23, 2015 3:43 am

Sin notar la expresión de la neko pelirrosa, Zeink le devolvía la sonrisa a Lia, mirando las singulares piedras con cierta curiosidad.
-Es muy bonito –comentó, mientras que con una mano le hizo cosquillas a la pequeña en un costado antes de extenderle un pescado con la otra -. Ahora hay que comer, luego sigues jugando ¿Te parece?
Por su parte, Luka reía con ganas al ver a Kaoru y Jade lidiando con la comida caliente.
-Cuidado se les cae –dijo, tomando él mismo un pescado. Mientras masticaba, paso su vista por todos, notando entonces que aún no parecía haber rastros de los dos pelirrojos mayores -. ¡Hey! –llamó - ¿Dónde están Haniah y Shun? –preguntó.
Midori giro a verlo, sus manos llenas de frutas al igual que su boca. Se apresuró en tragar lo que tenía antes de contestarle con una sonrisa.
-¡Oh! Me pareció haber escuchado hace un rato que seguían en el río
Luka arqueó ambas cejas antes esto.
-¿Todavía? –exclamó, aunque la verdad es que no le sorprendía del todo.
Le gitana se encogió de hombros.
-Pues si –dijo. Ayami, quien estaba vigilando que Akamaru no se comiera toda la tarde, no pudo evitar pensar lo mismo que Luka con respecto a Jacob, por lo que miró de reojo a la peliverde justo cuando esta le sonreía a ella también -. Y creo que Jacob anda paseando por los alrededores –añadió como si nada, concentrándose nuevamente en su comida.
La peliplateada apartó la vista entonces, concentrándose una vez en Akamaru. La cena siguió transcurriendo con calma, pasando muchos minutos antes de que el rubio pirata volviese a hablar:
-¡No Abu! ¡Ya comiste lo suficiente! –frunció el ceño, apartando la fruta del escurridizo animal quien tan solo lo miro mal antes de darse la vuelta y alejarse hacia los arboles.
avatar
Ayashi

Mensajes : 9881
Fecha de inscripción : 09/07/2011
Edad : 22
Localización : Mi mente~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por Akane el Vie Jul 24, 2015 5:07 am

En un inicio, cuando Isabel pudo abandonar su sorpresa, la confusión y los nervios aparecieron como un malestar en el estómago. Pero había logrado ocultarlo fácilmente, concentrándose en el palo con el pescado que se había vuelto inútil y devolviéndolo al cuenco correspondiente. No había interrumpido a Zeink y Lia, notando de soslayo que la pequeña le hacía caso como una niña obediente, y sabiendo que lo más importante es que su hija comiera algo.
Desde que Midori había revelado dónde estaba el trío que faltaba, no pudo quedarse tranquila. No le agradaba la idea de que Shun y Haniah se quedarán junto al río con la oscuridad del bosque cada vez más presente. Por la misma razón, no le gustaba que Jacob estuviese paseando por donde fuese aunque la peliverde confirmara que sea por los alrededores. Presentía que algo había sucedido con Haniah, y no le gustaba quedarse allí sentada sabiendo que aquella teoría podía ser cierta.
El tiempo pasó más rápido de lo que ella sintió, metida en sus pensamientos mientras comía algunas moras, escuchando levemente lo que Kaoru decía. El albino parecía estar mucho más parlanchín que otros días, aunque seguramente era su imaginación. El hombre no podía estar ni cinco segundos sin hablar o reírse, si había silencio podía asegurar que él no se encontraba allí.
- ¡Qué malo eres, Luka! – exclamó Kaoru, sonriente en cuanto Abu se perdió entre los árboles - ¡Déjalo comer, los monos también necesitan comida! Yo dejo que Kyo coma lo que quiera, y mira lo bonito que esta – le mostró a su gato, sosteniéndolo por debajo de las patas delanteras. El pequeño (no tan pequeño) gato maulló, mostrando sus dientes - ¡Qué bonito, eres! – lo abrazó con fuerza – Ten, ten otro pescadito, cosita hermosa – lo sostuvo como si se tratase de un bebé, y le ofreció otro pescado empalado.
Isabel rodó los ojos.
- Contrólense un poco con la comida, - pidió – a este paso no van a dejar nada para Shun y Haniah, y también tenemos que guardarle algo de comida a Jacob.
Kaoru rió al escucharla.
- Sobra un montón de comida, despreocúpate – sonrió, dejándole en la boca el pescado a su gato el cual ahora estaba recostado sobre el regazo de su dueño.
La mujer lo miró con una ceja alzada, sin estar muy segura de que aquello siga siendo cierto por mucho tiempo. El hombre, manteniendo su gran sonrisa, se inclinó agarrando con una mano otro pedazo de carne y todas las frutas que pudo agarrar con la otra.
Alejado del grupo, Matt finalmente había podido reaccionar. Pero había vuelto rápidamente a su labor de limpiarse las manos, habían pasado varios minutos desde que había vuelto a comenzar pero seguramente todavía le faltaba muchos minutos más antes de que estuviese satisfecho con su higiene.
La llegada de Joda le había extrañado, siendo que generalmente el castor se acercaba al neko y no a él. Lo había ignorado desde un comienzo, aunque sintiéndose un poco incómodo por tener al animal tan cerca. Siempre creyó que los castores eran sucios, y su teoría todavía la mantenía hasta el día de hoy. Sabía que Joda no era como cualquier otro castor, que tenía hábitos de humano, pero aun así era la mascota de la peliazul, y esa mujer se la pasaba haciendo experimentos raros.


avatar
Akane
Admin

Mensajes : 15977
Fecha de inscripción : 01/03/2011
Edad : 21
Localización : En otro universo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por susie el Vie Jul 24, 2015 10:18 am

Mientras la mayoría de sus compañeros se encontraban alrededor de la fogata, Shisui buscaba en su mochila una pequeña bolsa de piel en la que había guardado semillas y diferentes frutos secos que, durante las últimas semanas, había ido recolectando para Blue.
—Me pregunto cómo sobrevivías antes de unirte a esta tripulación —murmuró el albino mirando de reojo al ave—. Te has vuelto un poco perezoso para buscar tu propia comida…
Blue, quien había bajado considerablemente en el aire para ver más de cerca al hombre que le serviría su cena, aleteó con fuerza a manera de respuesta.
—Ya, ya… —asintió Shisui con calma, desviando la mirada y sacando finalmente el alimento del guacamayo—, también te has hecho malcriado.
Un fuerte y breve chillido obtuvo por parte del animal antes de abrir la pequeña bolsa.
El hombre, dispuesto a dejarla en el suelo para que el ave pudiera comer, se detuvo al oírlo exclamar nuevamente. Con un suspiro, entendiendo a qué se debía esa abrupta protesta del guacamayo, le contestó:
—No Blue…, no vas a comer de mi mano.
Y el ave, sin perder tiempo alguno tras su negación, voló frente a él y le miró con sus brillosos ojos, pidiendo en silencio que le permitiese utilizar su mano para su comida.
Shisui le sostuvo la mirada y frunció el ceño.
—Y mimado, te estás volviendo mimado —recalcó el hombre, dejando la mochila de regreso en el suelo e incorporándose sin dejar de ver a su mascota—. No sirve que me mires de esa manera, no voy a ceder —aseguró con firmeza.
Por supuesto que, minutos después, cuando la mayoría ya había logrado comerse al menos un pescado entero o un generoso trozo de carne, Shisui se mantenía sentado en el suelo con una mano extendida a apenas unos pocos centímetros por encima de la tierra, sosteniendo en ella la comida de su mascota.
Shisui miró al guacamayo y, al notar que éste comía las semillas en la palma de su mano sin ningún apuro y con toda la satisfacción del mundo, exhaló con resignación y vio hacia la fogata.
—Blue —murmuró el albino ganándose la atención del ave por un breve momento—. Midori sabe nuestro secreto, sabe los secretos de todos en realidad —dijo, retomando el tema que se había obligado a apartar de sus pensamientos hace un rato y regresando la vista hacia su amigo volador—. ¿Crees que si hablamos con ella pueda mantenerse callada al respecto?
Pero Blue lo vio con confusión y ladeó su pequeña cabeza, preguntándose mentalmente sobre qué estaba hablando su dueño.
Sin querer parecer ignorante al tema, el guacamayo asintió, antes de sonreírle al albino para alentarlo a hablar con la gitana.
Shisui, sonriendo levemente por el apoyo del ave, volvió a mirar hacia la fogata y, esta vez pasando de largo de la gitana, notó a Shun aparecer entre unos de los muchos árboles que rodeaban al campamento.
El pelirrojo echó un vistazo a su alrededor con rostro poco expresivo y, al percatarse de que casi todos se encontraban en torno a la fogata, se acercó a ellos.
El hombre se inclinó y colocó una mano en el hombro de Jade tan pronto como llegó a ella.
Jade, girando su cabeza hacia él sin sorprenderse o asustarse cuando recibió aquel contacto repentinamente, le sonrió graciosamente.
—¡Qué bueno que llegas, Shu! —exclamó con alegría—. ¡Unos minutos más y no encuentras ni pescado ni carne!
Shun le regresó una pequeña sonrisa ante lo dicho y apretó ligeramente el hombro de ella.
—Sí, ya veo…, que suerte —contestó, dirigiendo una rápida mirada a los alimentos.
—¡Oh, y a que no sabes!! ¡Midori es una caja entera de sorpresas!
El pelirrojo amplió su sonrisa, sabiéndose a sí mismo menos tenso tras escucharla.
—Te creo…, tuve mis sospechas desde que la conocí —dijo pausadamente.
Max, quien se confundió al verlo regresar solo al campamento, habló en voz alta, dejando de comer por un breve momento.
—Oye Shun, ¿y Haniah? —preguntó.
El hombre, alzando la cabeza hacia su dirección al escucharlo, movió un poco sus labios, mostrando una sutil mueca.
—Sí, bueno…, justamente venía a eso —rió, haciendo como si restara importancia al asunto; se agachó tras jade y quedó en cuclillas, abrazándola por la espalda. Miró a los demás—. Muchachos, creo que esta noche Haniah y yo dormiremos mejor estando fuera. Por supuesto, no nos alejaremos demasiado del campamento; estaremos en el río —avisó, entonces detuvo su mirada en el menor de los pelirrojos—. Max, ¿qué te parece si vienes? —preguntó.
Max, manteniendo los ojos demasiado abiertos y dudosos, asintió tras unos segundos, entendiendo lo qué estaba sucediendo.
—Claro, pero sólo si me ayudas a levantarme —respondió, intentando bromear pero hablando enserio a la vez.
Shun, conteniendo una risa, ocultó lo aliviado que se sintió ante la afirmación de su hermano menor.
—Ya voy, ya voy… —murmuró, giró un poco su cabeza hacia Jade y, en susurros, le deseó pasar una buena noche.
La mujer, por su parte, lo miró con sorpresa cuando él se levantó y se acercó al centro de la fogata, mirando los cuencos con la comida.
—Espero que no les moleste que mezcle la carne y el pescado —les dijo, agachándose nuevamente pero ahora para pasar todo a un mismo cuenco, dejando en el otro solamente una pieza de carne y un pescado. Después, sin importarle demasiado que posiblemente los sabores se mezclaran, tomó unas cuantas frutas. Se dirigió hacia su mochila y la tomó, entonces regresó hacia Max y le extendió la mano sobrante para ayudarlo a levantarse.
En silencio, dejó que su hermano se apoyara en él y, una vez estable, volvió a mirar a los demás.
—Volveremos antes del amanecer para poder ayudar a quitar el campamento —exclamó, sonriéndoles.
Dando una última mirada al campamento y notando la ausencia de Jacob, el pelirrojo les dijo a todos un ‘’Buenas noches’’ y, sin esperar más, se dio la media vuelta, teniendo cuidado con el tobillo de su hermano menor.
Mientras ambos se alejaban, se pudo escuchar la voz del mayor preguntar.
—Max, ¿acaso te lastimaste más? Estuviste jugando, ¿no es así?

Mientras tanto, Joda se había mantenido callado durante aquellos minutos, mirando de manera simple al morocho que, sin importar que sus manos incluso parecían brillar a esas alturas, seguía limpiándose con el agua.
Comiendo con calma, el castor comenzó a hablar con el hombre que tenía a pocos pasos de él, desistiendo de la idea que había tenido en un inicio sobre ofrecerle de su comida, sabiendo de sobra que, argumentando que no estaba lo suficientemente limpia para él, iba a rechazarle.
avatar
susie

Mensajes : 16429
Fecha de inscripción : 01/03/2011
Edad : 21
Localización : México

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por Ayashi el Vie Jul 24, 2015 7:57 pm

**Dos Semanas Después**
En alguna parte del continente…

Ya la noche había caído desde hace algunas horas sobre el grupo de peculiares viajeros. En el campamento reinaba un silencio poco común, de esos que solo se suscitan en la oscuridad del bosque cuando todos estaban sumergidos en el mundo de los sueños.
O al menos la mayoría parecía estarlo…
Por un lado del campamento, Luka se encontraba sentado con su espalda recargada en el tronco de un árbol caído, su cabeza caída hacia un lado y sus cabellos ligeramente sueltos. Casi colgando de sus manos, yacían su cuchillo y un trozo de madera a medio tallar. Luego de pasar un día entero de cazando y recolectando comida por todos los alrededores del campamento, el rubio estaba exhausto y aunque en un principio había querido tallar algo que tenía en mente desde hace días, el cansancio había podido más que su voluntad.
Abu dormía plácidamente acurrucado sobre sus piernas y contra su abdomen, apretando entre sus manitas un juguete que el rubio le había dado para que se entretuviese y no molestase a nadie.
Más allá, colgando en una improvisada hamaca, Midori dormía profundamente con una satisfecha sonrisa en el rostro, murmurando disparates a cada tanto y moviéndose de un lado a otro, pareciendo que por momento caería al suelo con tan bruscos cambios de postura.
-Si… me gustan los hongos de colores…. ¡Oh! Hola Pancho…
No, no habría nada en ese momento que pudiese despertarla o siquiera molestarla  de tan placentero sueño.
Mientras tanto a orillas del campamento, subido a un árbol, Zeink miraba el cielo lleno de estrellas con cierto aire ausente, moviendo entre sus dedos una moneda de oro con singular destreza. Parte de su  atención estaba puesta en que no se acercara nada potencialmente dañino en los alrededores, sin embargo sus pensamientos volaban lejos de ahí por lo que no notaba realmente si alguien se movía o hablaba detrás de él.
Finalmente, junto a la ya extinguida fogata se encontraban Akamaru y Ayami. El enorme perro acurrucado y dormido alrededor de la mujer con cierta pose protectora, roncando ligeramente y moviendo la cola en sueños, su largo pelaje blanco agitándose un poco cuando una brisa pasaba por el lugar. La peliplateada, acostada de espaldas y acurrucada contra su enorme perro, mantenían sus ojos cerrados en aparente descanso, pero la verdad es  que aquella estaba resultando en una más de esas noches en donde simplemente era incapaz de dormir. Su mente corriendo sin parar recitando recetas de alquimia y capítulos enteros de su libro en un vago intento por apartar su atención de los leves pero profundos susurros que se colaban entre sus pensamientos.
avatar
Ayashi

Mensajes : 9881
Fecha de inscripción : 09/07/2011
Edad : 22
Localización : Mi mente~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por Akane el Sáb Jul 25, 2015 1:35 am

Después de un largo día jugando con su gato, Kaoru había caído dormido a tempranas horas de la noche. Había sido uno de los primeros en dormirse, tan pronto se había acostado en una de las hamacas que la peliverde había hecho, el sueño no tardó en llegar a él. Abrazaba a su gato como si se tratase de un peluche, roncando levemente y suspirando entre sueños con una gran sonrisa. De vez en cuando pateaba la hamaca, levantaba la pierna o simplemente se volvía a acomodar en la hamaca, moviéndose de un lado a otro. Sus movimientos eran lentos, aunque de pronto el hombre comenzó a moverse cada vez más rápido, como si estuviese corriendo en un maratón.
Lo siguiente que pasó no tardó más que pocos segundos desde que había comenzado con sus brutos movimientos. Apretujando a Kyo, ambos terminaron cayendo de la hamaca, para la mala suerte de ellos, sobre los cuencos llenos de agua que habían sobrado durante el día. El gato cayó en uno entero, vaciándolo de inmediato, mientras que su dueño caía con la cabeza dentro de uno pero el cuerpo sobre el pobre minino. Kyo maulló molesto, logrando escabullirse del albino en cuanto este se empezó a levantar todavía medio dormido.
Kaoru cerró los ojos, rascándose la cabeza, sin entender qué había ocurrido. Se sentía todavía en el sueño como al mismo tiempo en la realidad.
- ¿Kyo? – abrió los ojos buscándolo con la mirada.
Antes de poder encontrar a su mascota, encontró al resto dormitando en sus lugares. Después del escándalo que él había causado, notó que Matt todavía seguía durmiendo profundamente en su hamaca, abrigado hasta la nariz y demostrando con ello que no confiaba totalmente en que lo mantuvieran caliente a través de la fogata. El morocho no se había despertado en cuanto Kaoru había caído, ni tampoco era interrumpido su sueño por los ronquidos de Akamaru, por el simple hecho de haberse puesto tapones en los oídos. Había decidido usarlos poco después que se enteró que debía dormir en el mismo espacio que aquel perro.
Cerca del morocho, no era sorpresa encontrar a King en su propia hamaca, la cual había sido explícitamente diseñada por él para que se la hicieran. Se encontraba durmiendo de una manera muy similar a la de Matt.
Por parte de Isabel, a la neko le había costado poder conciliar el sueño. Todavía a esas horas de la noche, intentaba lograr dormirse, pero luego del pequeño escándalo que había formado el albino hace unos pocos minutos, se había rendido. Decidió por quedarse acostada, abrazando a Lia para no interrumpirle el sueño, y en cuanto supo que no seguía siendo observada, había abierto los ojos para admirar las estrellas que podía encontrar entre las hojas y ramas de los árboles.
Kaoru pestañó varias veces, sin poder ver demasiado bien al resto por la falta de luz, pero finalmente logrando ubicar a su gato negro.
- ¡Traidor! – exclamó olvidándose de su cansancio de inmediato.
Kyo lo ignoró, y se acomodó entre Akamaru y Ayami, encontrando calor y sintiéndose a gusto con la peliplateada. Ella seguro no lo despertaba de maneras tan poco placenteras como su dueño, ¿a quién se le ocurría empaparlo de agua a esas horas de la noche? Para empezar, ni siquiera le gustaba el agua, huía de ella como un elefante de un ratón.
El albino hizo una mueca infantil cuando no recibió respuesta, al final le sacó la lengua y se levantó del suelo. Aburrido, miró con más atención a su alrededor. Ahora que se le había ido el sueño, no sabía qué hacer…
O eso pensó hasta que vio al rubio durmiendo junto a un árbol caído.
Una sonrisa traviesa apareció en su rostro. Agarró uno de los cuencos que todavía habían podido mantener algo de agua después de su caída, y se acercó lento y con cuidado al pirata.
- Uno… dos… - susurró pisando con cuidado para evitar hacer ruido, imitando a su gato cada vez que este quería cazar algo - ¡A levantarse, dormilón! – alzó la voz, y lo próximo que se supo es que le arrojo el agua sobre la cabeza.

Alejado del campamento, Jacob se había acercado a un río algo estrecho hace ya varias horas. Desde antes de que terminará de llegar la noche, el hombre había ido allí sin ninguna exacta razón aparente. Pero desde entonces no se había ido, decidiendo al poco tiempo de llegar por subirse a uno de los árboles de allí.
En ese momento, se encontraba simplemente sentado sobre una de las ramas más firmes. Era levemente ocultado por las ramas y hojas debajo de él, e incluso por la oscuridad misma del bosque y la noche. Su cigarrillo justo se le había terminado, pero sin poner realmente atención a ello, miraba hacia las copas de los árboles, metido en sus pensamientos y escuchando la leve corriente del río debajo de él.


avatar
Akane
Admin

Mensajes : 15977
Fecha de inscripción : 01/03/2011
Edad : 21
Localización : En otro universo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rol Pirata: Season 2

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 12 de 21. Precedente  1 ... 7 ... 11, 12, 13 ... 16 ... 21  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.